Es un tipo de letra con pequeños trazos decorativos (llamados ‘serifs’, o serifas) que se encuentran al final de las líneas horizontales y verticales. Los tipos de letra serif suelen tener una apariencia profesional, autoritativa y tradicional.