Un agente inteligente (o proceso inteligente) realiza tareas automáticas como puede ser la búsqueda en una web, para en base a estas, conseguir mejorarlas y hacer páginas web más interactivas