Es acrónimo de Internet Message Access Protocol. Es un protocolo de aplicación que posibilita el acceso a mensajes almacenados en un servidor de Internet. A través de IMAP es posible acceder al correo electrónico desde cualquier dispositivo que cuente con una conexión a Internet. Este protocolo supone varias ventajas sobre POP, incluyendo la posibilidad de especificar carpetas del lado del servidor. Además es más complejo que POP toda vez que permite la visualización de los mensajes de una forma remota sin necesidad de descargar los mensajes como sucede en POP.

IMAP y POP3 son los dos protocolos que se mantienen en la obtención de correo electrónico. IMAP fue diseñado en 1986 por Mark Crispin, con la intención de posicionarse como una alternativa moderna a POP.