Conjunto de reglas que requieren cumplir los productos, procedimientos o investigaciones en las que se señale que existe compatibilidad con el mismo producto. Los estándares ofrecen muchos beneficios como estabilidad, madurez y calidad.

También se le conoce como un proceso, protocolo o técnica especializada para realizar algo concreto. Los estándares requieren ser establecidos con el objetivo de contar con una referencia que permita identificar de forma oportuna las diferentes variaciones que se presentan durante el desarrollo de los procesos, además de aplicar las medidas correctivas necesarias.